Santo Domingo, R.D.

El informe presentado ayer por el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo, la Comisión Económica para América Latina (CepalEPAL) y el World Inequality Lab “Desigualdad del ingreso en la República Dominicana 2012-2019”, presenta la aplicación de una nueva metodología para medir la desigualdad desde un enfoque más completo de la distribución del ingreso que complementan las encuestas de hogares con los registros tributarios y las Cuentas Nacionales.

De acuerdo con la ENCFT (con base en las variables de ingreso armonizadas por Cepal), en 2019 el 1% de mayores ingresos recibió el 9.6% de los ingresos totales. No obstante, el 50% de los hogares de menores ingresos recibió el 21.9% de los ingresos totales.

“Con base exclusivamente en la encuesta entonces, el 1% más rico captaría una porción del ingreso que es algo menos que la mitad de la que recibe de manera acumulada el 50% de los dominicanos de menores ingresos”, apunta el informe.

Agrega que, esta brecha, que ya es muy significativa dado que un 1% de la población recibe casi la mitad de lo que recibe la mitad más pobre de la población, se amplía considerablemente al medir la desigualdad del ingreso bruto nacional, mediante la combinación de los resultados de la encuesta con los de los registros tributarios y las cuentas nacionales.

Sostiene que el ingreso que recibe el 1% más rico tras la aplicación completa de la metodología, corresponde al 30.5% del ingreso bruto nacional en 2019 mientras que el ingreso captado por la mitad de la población de menores ingresos alcanzó al 13%.

“Dicho de otro modo, el ingreso del 50% de la población de menores recursos es casi 2,5 veces menos que el ingreso del 1% de la población de mayores recursos, lo que da cuenta de una desigualdad muy elevada en la distribución del ingreso estimado en cuentas nacionales”, indica el estudio apuntando que si se compara el 10% de mayores ingresos, este percibía algo más del 34% del ingreso de acuerdo a la ENCFT.

El informe señala que, con la nueva metodología que incluye registros impositivos y cuentas nacionales, el 10% más rico percibe casi el 55% del ingreso nacional, es decir, más que el 90% restante.

Expone, además, que la “clase media” (definida en este caso como las personas que se ubican entre el 50% y el 90% de la distribución del ingreso), también pierde participación cuando se extiende la definición del ingreso al combinar fuentes estadísticas.

Para el año 2019 según la ENCFT armonizada por la Cepal, la participación de este grupo en el ingreso fue de casi un 44%. En cambio, al considerar su participación en el ingreso nacional, esta resulta ser diez puntos menor, del orden del 33%. 

Tercer país más desigual
El informe apunta que, la situación en República Dominicana, aunque desigual, es la tercera mejor en el grupo de ocho países seleccionados, entre Argentina y Costa Rica, cuando se toma en cuenta la relación entre lo que percibe el 10% de mayores ingresos respecto del 50% de menores ingresos.

Sin embargo explica que, la ubicación en el contexto de estos ocho países empeora cuando se considera la relación entre lo que perciben el 1% de mayores ingresos y el 50% más pobre.

“En efecto, la posición relativa del país según esta relación pasa del tercer al sexto lugar lo que, como se mencionara anteriormente, debe ser considerado aún con cierta cautela, dado que no se cuenta con actualizaciones más cercanas en el tiempo de las cuentas nacionales del sector hogares”, refiere el informe.

Detalla que, con respecto al índice de Gini, según la información proveniente de las encuestas de hogares, Cepal estimó que el promedio para América Latina alcanzó un valor de 0,46 alrededor de 2019 y para RepúblicaDominicana, el índice se ubicó por debajo del promedio regional, en torno de 0,43 siendo un valor intermedio en el conjunto de ocho países analizados.

By admin

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *