Los abogados del expresidente estadounidense Donald Trump solicitaron el martes a la Corte Suprema que intervenga en la batalla legal sobre los documentos clasificados que fueron confiscados durante un allanamiento del FBI a su finca de Florida, escalando una disputa sobre los alcances de las facultades de un árbitro independiente designado para que revise el material.

El equipo legal de Trump le pidió al máximo tribunal que anule el fallo de una corte inferior y permita que un árbitro independiente revise los aproximadamente 100 documentos con etiqueta de confidencialidad que fueron decomisados durante el operativo del 8 de agosto en la finca de Mar-a-Lago.

Un panel de tres jueces de la Corte Federal de Apelaciones del 11vo Circuito en Atlanta limitó el mes pasado la revisión del árbitro a una porción más grande de documentos no clasificados.

Los jueces, incluyendo dos que Trump nombró al cargo, votaron en favor del Departamento de Justicia, que había argumentado que no existían bases legales para que el árbitro llevara a cabo su propia revisión de los documentos clasificados.

Acceso a registros

Pero los abogados de Trump señalaron en su solicitud a la Corte Suprema que era esencial que el árbitro especial tuviera acceso a los registros clasificados para “determinar si los documentos con etiqueta de confidencialidad eran realmente clasificados y, sin importar su clasificación, si esos registros son documentos personales o presidenciales”.

“Como el presidente Trump tenía autoridad absoluta sobre las decisiones de confidencialidad durante su presidencia, no se puede determinar el estatus actual de ningún documento en disputa sólo por las indicaciones en dicho documento”, dice la solicitud.

By admin

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *