El Atlético de Madrid se clasificó para los cuartos de final de la Champions tras imponerse 1-0 al Manchester United en la vuelta de octavos de la competición continental.

Un gol de cabeza de Renan Lodi (41) dio el pasaporte a la siguiente ronda al Atlético, que en el partido de ida en Madrid no había pasado del empate 1-1 con el United.

“El equipo lo logró, sufrió lo que hay que sufrir y una vez más estamos entre los ocho mejores de Europa y eso es extraordinario”, dijo el técnico del Atlético, Diego Simeone, tras el partido.

Los rojiblancos vuelven a meterse entre los ocho mejores del continente dos temporadas después de lograrlo por última vez en 2020.

Sin el valor doble de los goles en campo contrario, los dos equipos saltaron al césped de Old Trafford para decidir la eliminatoria a un solo partido.

Animado por su público, el Manchester United empezó con fuerza ahogando al Atlético de Madrid, al que le costaba salir de la presión local.

Al cuarto de hora, Anthony Elanga, autor del tanto inglés en la ida, conectó un remate en boca de gol que paró el arquero atlético Jan Oblak con la cara (14).

A esta ocasión respondió Rodrigo de Paul con un disparo lejano que obligó a David de Gea a volar (15).

Lodi desatasca el partido

El Atlético sólo podía recurrir a rápidos contraataques ante un United, en el que la estrella lusa Cristiano Ronaldo se mostraba muy activa por la banda izquierda.

El Manchester dominaba, pero no acababa de encontrar la precisión en los últimos metros, mientras el Atlético empezó poco a poco a sacudirse la presión local con salidas por los costados.

A la media hora, el delantero portugués del Atlético, Joao Félix, veía como le anulaban un gol por fuera de juego (34), pero poco después el conjunto rojiblanco lograba volver a golpear con más suerte.

El delantero luso dejó de tacón un balón a Antoine Griezmann, que puso un balón al segundo palo desde la derecha, donde apareció Lodi para cabecear haciendo el 1-0 (41).

El gol cayó como jarro de agua fría en el ‘Teatro de los Sueños’, donde antes del descanso Bruno Fernandes estuvo a punto de igualar en un disparo lejano atajado por Oblak (45+2).

El meta rojiblanco volvió a mostrar su mejor cara en el momento que más lo necesitaba su equipo.

Acuciado por el resultado, el Manchester United volvió de la pausa dispuesto a marcar, presionando y metiendo atrás al Atlético, pero sufriendo para encontrar los huecos en el muro rojiblanco.

“No es tan fácil romper ese muro. Creo que no tuvimos físico par romper esa pared del Atlético“, recordaba tras el partido el técnico del Manchester United, Ralf Rangnick.

Resistencia

El buen orden de los visitantes obligó a los Diablos Rojos a recurrir a las bandas, por donde aparecían Jadon Sancho y Elanga para poner balones al área.

El Atlético, tras un tímido intento de presión alta, defendía atrás el resultado buscando salir al contraataque.

Los hombres de Diego Simeone estuvieron a punto de ampliar su cuenta cuando un error de Harry Maguire acabó con un disparo lejano de De Paul que detuvo con dificultades De Gea (52).

El United, con el crono en contra, acabó echándose hacia adelante con las entradas de Marcus Rashford por Elanga (67) y Edinson Cavani por Fred (75) buscando dar más pólvora a su ataque.

El conjunto inglés volvió a tener el empate en un remate de cabeza en el área de Raphael Varane que despejó Oblak (78).

En los últimos minutos, el partido se convirtió en un martilleo del United que aguantó un Atlético cerrado atrás para sellar su pase a la siguiente fase.

By admin

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *