Por Carlos Brito
El direcror del Ayuntamiento del Municipio Juma Bejucal, Osiris Martinez, a optado desde su llegada a esta institución desmantelar su departamento de Prensa y asumir él de manera personal esta función.

Esta delegación municipal en esta gestión, no tiene quién le escriba por tanto es el propio director quién viene realizando esta labor usurpando de tal manera la función del periodista.

Osiris Martinez, canceló de manera violatoria la función del periodista en la entidad bajo un criterio errado y muy poco certero como si tratara de ocultar algo pues las diversas actividades que se realizan en torno al Ayuntamiento no son conocidas por la municipalidad centrándose en un oscuro proceder institucional.

Desconoce el director Municipal de Juma Bejucal, Osiris Martinez, que la presencia del periodista en una institución pública es un factor esencial imprescindible es quien coloca el sello de la credibilidad que debe imperar en estas instituciones.

Este Ayuntamiento ha estado haciendo extraordinarios esfuerzos por reactivar su labor, encender esa chispa pero desgraciadamente Martinez se ha convertido en batuta y constitución, lo que le genera el descrédito institucional tanto a su persona como a la institución.

Quizás haya entendido que teniendo la prensa fuera del alcance de sus proyectos, estos no sabrían denunciar con responsabilidad sus malas acciones las que ya comienzan a visibilizarse y lo que huele a peligro.

Osiris Martinez, debería reunirse con su partido y explicar lo que le ha llevado a desmantelar el despacho de prensa de la entidad visto, la embestida que le viene y la que pondría en el inicio del descalabro de su imagen política.

Se ha conocido de varias reuniones celebradas en un restaurante de la ciudad por un grupo de periodistas quiénes preparan unos agresivos ataques contra la gestión de Osiris Martinez, y los que dicen tener documentaciones comprometedores de éste, ojalá se produzcan acuerdos y explicaciones al respecto ante de la fecha pautada por un grupo de periodistas y comunicadores que viene preparándose para lanzar sus embestidas.