CIUDAD DE MEXICO.- Los contagios y las muertes por COVID-19 está experimentando un repunte acelerado en México, especialmente crítico en la capital, donde la ocupación hospitalaria supera el 80 %. Las autoridades han restringido los horarios de los comercios en el centro, pero se resisten a ir más allá en las medidas y a pasar a rojo el semáforo epidemiológico.

En un mercado de la capital, la eventualidad de un cierre preocupa a vendedores y clientes.

«Ahorita estamos un poco a la expectativa de lo que pueda suceder. Nos dijeron que trabajáramos hoy, normal», explica el dueño de un puesto.

«A fin de cuentas necesitamos las cosas. Por ejemplo, ahora, en tiempo de frío, necesitamos chamarras y cosas así», argumenta una mujer.

El presidente López Obrador ha recomendado a la población no salir de casa en los próximos 10 días, si no es necesario.

La pandemia estropea el Día de la Virgen de Guadalupe

La imagen más impresionante de la pandemia en México ha sido la de la basílica de Guadalupe cerrada, vacía y vigilada por fuerzas del orden durante el fin de semana, coincidiendo con el Día de la Virgen de Guadalupe, una celebración que congrega cada año en este lugar más de 10 millones de personas.

Entre los fieles hay tristeza, pero también resignación.

«Me parecen muy tristes las medidas de seguridad. Pensé que a lo mejor podía llegar hasta la cerca de la basílica», se lamenta un hombre.

«Esto está muy muerto. El año pasado aquí había ríos de gente, gente aquí con sus tiendas de campaña, gente consumiendo en el hotel», añade otro.

«Yo digo que nos vamos contentos por haber venido, por poder otro año más sentarnos aquí con la virgencita», se consuela un joven, que ha acudido acompañado por toda su familia.

Más de 114.000 muertos y a la espera de poder empezar a vacunar antes de Navidad

Todo esto ocurre mientras México ha superado los 114.000 muertos y las autoridades articulan la campaña de vacunación masiva, tras la aprobación de la vacuna de Pfizer.

El Gobierno espera poder empezar a vacunar en torno al 22 de diciembre, con 125.000 dosis de Pfizer en Ciudad de México y Coahuila destinadas, en primer lugar, al personal sanitario.

Repuntan los casos en numerosos países. En Perú, cunde la polémica

Los contagios vuelven a repuntar en otros países latinoamericanos, como Venezuela, Uruguay o Chile, donde la capital ha decretado cuarentena los fines de semana.

En Perú también aumentan los casos activos, así como la polémica por la ausencia de acuerdos firmes con laboratorios internacionales para comprar vacunas contra la COVID-19.

Las autoridades solo han suscrito un contrato con Pfizer, lo que deja en el aire la promesa de poder empezar a inmunizar a la población en el primer trimestre del próximo año. Perú, uno de los países más golpeados del mundo, ha registrado más de 36.700 fallecidos por coronavirus.

Por EURONEWS