NEW YORK.-La Oficina del Comisionado del Béisbol anunció ayer que el dominicano Robinson Canó, segunda base de los Mets, recibió una suspensión de 162 juegos sin recibir pago luego de dar positivo por Estanozolol, una sustancia para mejorar el rendimiento, en violación de la política antidopaje de Major League Baseball.

Debido a que esta es la segunda prohibición por esteroides de Canó, quien también dio positivo con los Marineros en 2018, será suspendido durante toda la temporada 2021 y no ganará nada de su salario de los 24 millones de dólares, de los cuales US$3.75 millones serían pagados por los Marineros.

En 2018, Canó fue suspendido por 80 partidos por positivo a Furosemide, lo que significó que dejó de devengar la mitad de su salario de $24 millones de dólares de este año. Esa vez perdió US$ 11,851,852 millones.

Luego de la primera suspensión, Canó admitió hahaber utilizado la sustancia Furosemide, pero sin saber que estaba prohibida, aduciendo que fue un doctor en el país que se la introdujo en su cuerpo con la intensión de curarle una dolencia que tenía.

Afrenta

36.1 Millones de dólares.
Dejará de ganar en salario de su contrato de 228 millones que firmó en 2014 por consumo de esteroides.

Agencia