WASHINGTON.-El presidente Donald Trump participó ayer en Florida en su primer acto de campaña fuera de la Casa Blanca desde que contrajo la Covid-19, a 22 días de las elecciones presidencialees y en medio de la polémica ya que es el tercer estado con más casos acumulados de coronavirus en el país.

Con el convencimiento de que es inmune al “al horrible virus de China”, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, retomó ayer sus actos de campaña fuera de la Casa Blanca desde que contrajo la Covid-19 con un mitin en Sanford, en el centro de Florida.

El mitin de Trump en Florida lo celebra una semana después de abandonar el hospital militar Walter Reed y tras un primer acto público con simpatizantes efectuado el sábado en un balcón de la Casa Blanca luego de contraer la enfermedad.

Covid-19 en Florida
En tanto, el estado estadounidense de Florida sumó ayer otros 1,533 casos del coronavirus y 48 muertes a causa de la enfermedad de la Covid-19, según el último reporte del Departamento de Salud estatal.

De esta forma, el estado acumula desde el mes de marzo un total de 736,024 casos confirmados, de los cuales 175,397 corresponden al Condado de Miami-Dade, el segundo condado de Estados Unidos con más casos después del de Los Ángeles (California).

Florida añadió además 58 muertes por el coronavirus, elevando la cifra total de residentes fallecidos hasta las 15.412, además de 187 de no residentes que han muerto en este estado sureño.

Florida se halla actualmente en la fase 3 del proceso de reapertura y la semana pasada comenzaron las clases presenciales en las escuelas públicas de Miami-Dade, en las que ya se han reportado casos de coronavirus e incluso ayer tuvo que cerrar una escuela tras detectarse dos positivos.

Estados Unidos registra hasta ayer la cifra de 7.779.251 casos confirmados del coronavirus y la de 214.917 fallecidos por la enfermedad de la Covid-19.

Habrá nuevos mítines

— Campaña
Tras el mitin de Florida, el presidente Trump tiene previsto esta semana otros actos de campaña en los estados de Pennsylvania y Iowa, con los que pretende ganar terreno, a tenor de lo que reflejan las últimas encuestas.