WASHINGTON.-El presidente Donald Trump aseguró ayer que está lo suficientemente sano como para volver a la campaña electoral, un día después de que el médico de la Casa Blanca dijo que ya no existía el riesgo de que el mandatario transmitiera el coronavirus, aunque no precisó si Trump ya dio negativo en la prueba.

Trump, que el lunes encabezará su primer mitin tras ser diagnosticado con Covid-19, declaró que ahora era “inmune” al virus, una afirmación que era imposible de probar y surge en medio de una serie de preguntas pendientes sobre su salud. “Soy inmune”, dijo Trump en una entrevista en Fox News.

“El presidente está en muy buena forma para librar las batallas”.
En un memorando publicado el sábado por la noche por la Casa Blanca, el doctor Sean Conley dijo que Trump cumplía con los criterios de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades para interrumpir de manera segura su aislamiento y que, según los “estándares actualmente reconocidos”, ya no se lo consideraba un riesgo de transmisión.

El memorando no menciona que Trump haya salido negativo en la prueba del virus.

La ventaja de Biden
En tanto, el aspirante demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, aventaja por 12 puntos al presidente estadounidense, Donald Trump, en la intención de voto popular, reveló ayer una encuesta privada, cuando faltan poco más de tres semanas para los comicios del 3 de noviembre.

Según un sondeo difundido por la cadena ABC News y el diario The Washington Post, un 53 % de los votantes registrados se inclinaría por Biden, mientras un 41 % respaldaría a Trump.

Alto déficit del país

— Economía
Nuevas cifras sorprendentes del presupuesto federal muestran un enorme déficit de 3,1 billones de dólares en el año fiscal recién concluido en Estados Unidos, un máximo histórico que se triplicó con respecto a 2019.