SANTO DOMINGO.-La música ha estado ligada a Franklin Rivers desde su niñez, pero fue tras entrar como director de The New York Band cuando se dio a conocer a nivel popular.

Tras apartarse un poco de la música en 1994, se dedicó a la enseñanza. Desde ese año hasta 1996 hizo una maestría en Educación Musical en el Lehman College de New York, donde perfeccionó sus conocimientos.

Y gracias a esto, en 2001 comenzó a dirigir el Departamento de Música del distrito escolar East Ramapo of New York, reingresó a la universidad; realizó una maestría en Administración de Escuela y Distrital, donde se ha ganado el respeto.

“En el distrito escolar donde laboro he trabajado con miles de estudiantes, lo que me enorgullece, pues estoy dejándole a una nueva generación los conocimientos musicales que he adquirido con los años de estudio y práctica”, expresó el músico, cuyo nombre real es Frank Vásquez Gómez.

Franklin Rivers se ha dedicado por completo a la educación, lo que comparte con su profesión de trombonista y arreglista musical para diferentes agrupaciones locales.

Sus inicios
Durante su niñez no había acto de celebración en el que Franklin no estuviera presente ofreciendo su voz para cantarle a los moradores del barrio. En la escuela ocurría lo mismo y sus padres trataron en vano de alejarlo de la música. No obstante, tuvieron que aceptar su pasión y hasta comprarle una guitarra para que el niño saciara sus ansias de ser artista.

Frank Vásquez Gómez (Franklin Rivers) nació en Cristo Rey, hijo de Ramón Vásquez y Carmen Gómez.

No tenía familiar vinculado a la música, pero desde pequeño andaba por todo el barrio interpretando las canciones del momento.

Fabricaba conga y tambora con objetos que encontraba en las calles. En las actividades de escuela, cumpleaños y todo tipo de celebración, Franklin siempre estaba presente.

Inició con la guitarra
Sus progenitores no querían que se vinculara a esta área, pero su insistencia por el canto fue tan grande que su padre, quien vivía en Nueva York, le envió una guitarra el día de su cumpleaños.

Después de ese regalo, el niño no paraba un instante en su hogar, pues se la pasaba todo el tiempo de casa en casa con su guitarra en manos sin saber ejecutarla.
Un vecino que sabía algo de guitarra le ofreció enseñarle lo poco que había aprendido y de esa forma asimiló algunos acordes.

Se fue a Nueva York
Pasaron los años y su padre se lo llevó con su madre a Nueva York, e inmediatamente Franklin comenzó sus estudios musicales en varias escuelas públicas de esa ciudad.

Prontamente ingresó a la Jazz Mobile Music School, siendo su instrumento por excelencia el trombón. También se inscribió en una escuela de música que tenía la Fania All Stars en Nueva York, porque la idea era aprender a tocar y hacerlo rápido.

Su motivación era ser un músico de salsa, género musical que dominaba la radio y las discotecas en los años 70 en Nueva York. Sus primeros pasos los dio en los grupos La Charanga Novedades, Orquesta Zarabanda, Orquesta del Judío Maravilloso, Larry Harlow, entre otras.

The New York Band
Al inicio de la década de los 80 logró dar un paso importante en la música, tras ser contratado por el director de orquesta Luis Perico Ortiz, con quien se mantuvo hasta 1986, debido a que ese año recibió una oferta de Wilfrido Vargas y Chery Jiménez para que formara parte de The New York Band.

A este conjunto ingresó como cantante, trombonista y director musical. Allí grabó sus primeras canciones, entre las cuales se destacan Colé, junto a la cantante Magda Lake; San zarabanda, Que Siga La Vida, Mi pensamiento, Juicy Lucy y Tarzan Boy.

En 1988, producto de un conflicto legal entre Chery Jiménez y el disquero Bienvenido Rodríguez, presidente de Karen Record, se vio en la obligación de renunciar a The New York Band y formar su propia agrupación denominada Iris y Franklin.

La propuesta le vino del propio Bienvenido Rodríguez y de esa forma surgió ese dúo a finales de los 80.

Desde niño

— Varios proyectos
Franklin ha sido músico de Luis Perico Ortiz, The New York Band, La Charanga Novedades, Orquesta Zarabanda, Larry Harlow e Iris y Franklin. De este último proyecto fue uno de los líderes, el cual perduró hasta 1994.