WASHINGTON.-En pleno repunte de casos de coronavirus en Estados Unidos, los cuatro expertos en salud pública más importantes del país contradijeron ayer al presidente estadounidense, Donald Trump, y aseguraron que se necesita hacer más test para detectar la enfermedad, no menos.

Los cuatro funcionarios, entre ellos el principal epidemiólogo del país, Anthony Fauci, testificaron ante un comité del Congreso y tuvieron que contestar a preguntas sobre Trump, quien el sábado durante un mitin en Oklahoma anunció que había solicitado que se redujeran los test de Covid-19.

“Al contrario, vamos a hacer más test, no menos”, respondió Fauci, director del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas y Alergias de Estados Unidos.
Tanto Fauci como los otros tres funcionarios negaron haber recibido presiones de la Casa Blanca para disminuir las pruebas.

“Hasta donde yo sé, a ninguno de nosotros se nos ha pedido que reduzcamos los test. Eso es simplemente un hecho, de hecho vamos a hacer más test”, aseveró Fauci.

Por su parte, el director de los gubernamentales Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), Robert Redfield, dijo que su objetivo es “incrementar el acceso inmediato y temprano a los test»; mientras que el subsecretario del Departamento de Salud, Brett Giroir, apuntó que la «única forma de entender la enfermedad» es hacer pruebas a tanta gente como sea posible.

El comisionado de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, en inglés), Stephen M. Hahn, también negó haber recibido presiones por parte de Trump, cuyos comentarios provocaron estupefacción y críticas en un momento en el que los casos vuelven a aumentar y el número de fallecidos supera los 120.000.

Desde la Casa Blanca se intentó rebajar el perfil de esas declaraciones y, este lunes, la portavoz, Kayleigh McEnany, insinuó que el mandatario estaba bromeando.

Sin embargo, preguntado ayer por la prensa, Trump defendió que “no bromea” e insistió en la idea de que Estados Unidos lidera el número de casos en todo el mundo, porque es el país que más pruebas ha hecho.

“Tenemos la mejor capacidad de hacer test de cualquier lugar del mundo. Hacemos test mejor que en cualquier lugar del mundo. Nuestros test son los mejores. Y tenemos más que nadie. Al tener más test, tenemos más casos”, argumentó.

Alemania y Corea del Sur han hecho más pruebas per cápita que Estados Unidos, donde viven unos 327 millones de personas y 27 millones han sido sometidas a test para detectar la enfermedad.

Aumento de pruebas

— Medidas
Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas y Alergias, espera que Estados Unidos tenga la capacidad de hacer entre 40 y 50 millones de test cada mes con el fin de contener la Covid-19.