Al ser notificado de que el cáncer estaba en etapa terminal, Pau Donés hizo testamento y dejó a su hermano Marc como administrador y socio mayoritario de su discográfica ‘Tronco Records’.

A su hija le dejó la mansión de Vall D’Arán, un apartamento y una casa en Montanuy.